Construcción de un capialzado de Marsella y de una bóveda de crucería con terceletes sobre planta cuadrada

Intentar abrir una puerta de madera donde la parte superior sea semicircular (arco de medio punto) y el marco también tenga la misma forma es complicado, porque no se podían abrir del todo ya que las puertas tocan el marco, siempre se acababa recortando torpemente el marco de piedra ya que no podían recortar la puerta por motivos de seguridad. Los góticos dan el primer paso al trabajar con dos marcos independientes, ya que la misma construcción esta hecha de dos muros independientes y un relleno interno: un marco semicircular en un lado del muro del edificio y un dintel en el otro lado, de esta manera la puerta de madera podía ser rectangular-como cualquiera de nuestras puertas domésticas - y no había que recortar torpemente el marco de la puerta, pero la entrega de las dos partes no era lo suficientemente elegante ni segura.
En la siguiente figura (parte inferior derecha), se aprecia éste doble sistema, la puerta es rectangular, por consiguiente no cubre todo el hueco del arco, pero desde el exterior al tener el dintel no se ve la parte superior de la puerta.  


Construcción de un arco capialzado con arco de medio punto en la entrada y rebajado en la salida.
Con el capialzado de Marsella, se va un paso más allá ya que las mismas dovelas exteriores continúan hasta el interior del edificio, dando más rigidez y elegancia; tenemos un arco de medio punto por fuera y un arco rebajado por dentro.


La lamina de la derecha corresponde al "Tratado Elemental de los Cortes de Cantería" del profesor Simonin en versión castellana del año 1795, libro digitalizado por Google; nos permite ver diferentes secciones y detalles de las dovelas. Nota: El dibujo presentado como 105-C (A) no se corresponde con la lamina de Simonin, es un modelo anterior.
Figura 105-C (A)
  • El dibujo consta de tres partes: el primer cuadrante (superior izquierda) muestra las proyecciones necesarias para que al abrir la puerta pueda girar libremente y no toque en ninguna parte. 
  • El segundo cuadrante (superior derecha) muestra los cortes de las dovelas y el ángulo de referencia.
  • Estos dos cuadrantes serían el alzado del dibujo. Ya se ve que en el dibujo le faltarían los dos montantes del arco y la altura total que tendría el paso, pero esta información ya la obtendrían por otro lado.
  • El tercer y cuarto cuadrantes representan la planta del dibujo.
  • Obsérvese como coinciden las aristas del intradós del arco rebajado: por un lado con el giro de la puerta y por el otro con el corte de las dovelas.
Construcción de una bóveda con terceletes.
Figura 105-C (B)
En este modelo se ha tomado la construcción de una bóveda con terceletes sólo para complicar el dibujo, ya que en definitiva la posición de los elementos ornamentales dependía del arquitecto. Si se tuviera que construir una bóveda ojival normal, sin florituras, no habría ni que hacer el dibujo, los canteros de la época tenían suficiente con cuatro datos. La fotografía siguiente corresponde al cancel de la catedral de Barcelona, ​​el formato es rectangular, no cuadrado pero no tiene ninguna importancia. Debemos tener presente que los canteros de la época tenían suficiente con estas cuatro líneas para construir la bóveda.
  • El arco (1-3) corresponde a medio toral, se obtiene por proyección. Si fuera el arco formero se obtendría por giro y proyección. El punto (1) no se encuentra en la arista, se entiende que está en el lugar donde se ha de construir la cimbra.
  • El arco (1-2) corresponde a la proyección de medio nervio diagonal (semicírculo), desde el punto (2) trazamos el arco de ayuda (6) con el mismo radio.
  • Desde (6) trazamos el arco (2-4-5) con el mismo radio. Este arco une la clave principal, la secundaria y el vértice del arco formero. Por eso coinciden las alturas de (3) y (5)
  • El tercelete lo hemos proyectado y nos corta en (4)
  • Como se puede observar el punto (2) coincide con la clave principal y el punto (4) con la clave de bóveda del tercelete.