La disposición de los sillares de una bóveda gótica


Figura 105-D (A)
  • El dibujo muestra las hiladas de los sillares de medio tramo de bóveda (lados Norte y Este), sabemos que las hiladas nacen en las impostas, capiteles, etc. y suben y se cierran por la parte superior, en este caso vemos que la enjuta (lado Norte) comienza a subir con una pequeña inclinación pero llega a lo alto completamente paralelo y la entrega con el otro lado se hace sin ningún problema como lo vemos en la sección A-1. Al mismo tiempo, coinciden todas las hiladas en la entrega con el nervio diagonal. Este modelo de bóveda es la que podemos ver en la Seu de Manresa (siguiente fotografía).
Figura 105-D (B)
  • El dibujo muestra las hiladas de los sillares de medio tramo de bóveda (lados Sur y Oeste), sabemos que las hiladas nacen en las impostas, capiteles, etc. y suben y se cierran por la parte superior, en este caso vemos que las hiladas van casi perpendiculares a los nervios diagonales, este hecho provoca que cuando llegan al borde superior, no se entreguen paralelas, sino formando una especie de espina, en consecuencia el acabado no es del todo agradable y hay que tapar las juntas con un nervio longitudinal. Este nervio longitudinal (sección B-2) es "sustentado" por las dovelas contiguas que lo aguantan, de otro modo caería por gravedad. Al contrario del nervio diagonal, que entre otras funciones tiene que ayudar a "sustentar" la bóveda, lo podemos ver en la sección B-3, compárense ambas secciones. Este modelo de bóveda lo podemos encontrar en las primitivas iglesias góticas francesas y una variación del modelo lo encontramos en el primer tramo de la catedral de Barcelona (siguiente foto).