Oliba y Ermessenda en Manresa, 1020


La televisión de Cataluña (foto lateral cartel publicitario de TV3) emitió una mini serie llamada "Ermessenda", dejando de lado falsedades históricas, intrigas amorosas o luchas fratricidas, -normales en las series, en el fondo es una novela- la condesa se pasa la vida viajando entre Girona y Barcelona, pero curiosamente el único viaje que hace por Cataluña a lo largo de su dilatada vida es a Manresa en compañía del obispo de Vic Oliba. Los guionistas quisieron intercalar aquella "excursión" en la serie porque de un modo u otro deberían intuir que el viaje era trascendental. De la trascendencia histórica de aquella "excursión" irá la presente entrega.
Como fondo documental he tomado en versión castellana a Enrique Florez (España Sagrada) y Víctor Balaguer; en versión catalana a Eduard Junyent y al manresano Sarret y Arbos, en latín a Petrus de Marca e incluso e incorporado la versión Wiki. Como anexo se incorpora copia del acta de Oliba en Manresa.

  • España Sagrada Tomo XXVIII, de Enrique Florez: "... [habla de la vida del abad y obispo Oliba]  A la iglesia de Santa Maria de Manresa la hizo un notable beneficio en el año de mil y veinte: porque desde el tiempo del Conde D. Ramón habían destruido los Moros aquella Ciudad, arruinando los Templos, y no dejando salva ninguna Escritura. Este era un grave perjuicio para la Iglesia, porque así perdía sus dotaciones: pero el Obispo ocurrió à los perjuicios: porque pasó à Manresa con la Condesa Ermesenda y con su hijo el Conde Marques Berenguer: y examinando testigos que sabían los bienes y términos con que fue dotada aquella Iglesia por el Obispo D. Jorge y Conde Suniario al tiempo de la Consagración; se hicieron Escrituras autenticas en los Idus de Junio del año 1020..." 
  • Eduard Junyent en su "Diplomatari i escrits literaris del abat Oliba" también nos lo recuerda: "...El fet que la motivava [se refiere a la reunión] fou que, quan tingué lloc la invasió sarraïna d'Abdelmèlic de l’any 1003, en temps del comte Ramon, la ciutat de Manresa fou assolada, i les seves esglésies foren destruïdes de soca-rel... Manresa devia haver restat molt aclaparada i abandonada després del seu arrasament pels exercitis d'Abdelmèlic. Fins el 1020 hom no es preocupà de la reconstitució dotal... Generalment ha estat admès que Oliba fou el constructor de l’església de Manresa..." 
  • El historiador y cronista manresano Joaquim Sarret i Arbos en su "Historia de Manresa, Volumen I", siguiendo a otros autores, lo ve igual: "... Restaurada la ciutat de Manresa en temps del comte Sunyer de Barcelona (930-946) fou consagrada sa iglésia major pel bisbe Jordi de Vich, dotant-la el comte de moltes possessions, segons se desprèn de la nova dotació i rodalia de dita iglésia i dels termens de sa Parròquia, feta per la comtessa Ermesinda i Berenguer son fill, marquès i comte de Barcelona, als idus (dia 15) de juliol de 1020..." 
  • Cuando murió Petrus de Marca, su secretario Baluze publicó 'Marca Hispanica", una de las mejores y más destacadas descripciones de Cataluña. De hecho Petrus se había quedado los manuscritos de los volúmenes 2 º y 3 º de Jeroni Pujades que no habían sido publicados y la mayor parte de su información sobre Cataluña sale precisamente de la "Crónica Universal de Cataluña" de Pujades. Petrus nos cuenta que pasó entre el año 937, fecha en que se consagra la iglesia del obispo Jorge y el año 1000, donde los sarracenos la destruyen y es motivo para todos los autores que le han seguido de que Oliba y Ermessenda estuvieran en Manresa el año 1020:  "... Anno 937 ecclesiam Minorisensem in honore Sanctae Mariae á Geórgio episcopo Ausonsesi .... annum 993, Sarraceni irruptionem ... civitas Minorisae, destructoeque sunt ecclesiae, et á fundamentis evulsoe...". 
  • En la Wikipedia lo explican igual: "El año 1003 Manresa quedó destruida y sus habitantes hechos prisioneros por tropas sarracenas comandadas por Abd-al-Malik. La ciudad quedó en ruinas durante años ... El año 1020 Oliba se implicó personalmente en la reconstrucción de Manresa. Junto con los condes de Barcelona y otros nobles, viajó a la ciudad y confirmó por escrito la dotación y el patrimonio de la ciudad ". 
  • Pero en "Historia de Cataluña y de la Corona de Aragón" de Víctor Balaguer (1860), ya lo ve diferente "...Abdelmelic lanzó contra Cataluña la furia de sus ejércitos [año 1003]. Quiso en efecto continuar el hijo la brillante carrera de su padre [se refiere a Almanzor] pero esta vez tuvo lugar una sangrienta batalla en los campos de Albesa en Urgel [Lerida]... los historiadores árabes dicen que ellos triunfaron, pero nuestros cronistas dan la victoria a los catalanes... asegurando que de allí en adelante casi todas las ciudades de Cataluña ocupadas por los moros, se hicieron tributarias al conde de Barcelona Ramon Borrell." 
El primer problema lo tenemos en que la iglesia prerrománica del obispo Jorge destruida hasta los cimientos según Pedro de Marca y todos los que le han seguido como Eduard Junyent o los de Wikipedia, quien quiera puede ir a verla aún hoy día. Por lo tanto a partir de este punto todo queda en entredicho. En cuanto a que se habían perdido las escrituras tampoco lo tengo claro, los originales de las escrituras se guardarían en Vic, en Manresa habrían unas copias, además habrían otras copias posiblemente en Sant Benet de Bages e incluso en el monasterio de Ripoll. En el hipotético caso de que no hubiera ni una sola copia de las escrituras, no tenía ningún sentido organizar un viaje como aquel solo para ver a unas personas para que les explicaran cómo era la dotación de la iglesia principal de Manresa cien años antes, el mismo cura párroco lo hubiera podido hacer unos cuantos años atrás.
Un obispo puede hacer los viajes que quiera a sus iglesias, ahora y antes. Pero antes los obispos no viajaban solos, tenían su propia guardia personal. Por ejemplo nos explican en "La Ilustración Española y Americana, n º 28 del 15 de Mayo de 1880" que: "... [habla de cuando escondieron de los sarracenos la imagen de la Virgen de Montserrat, no de cuando se descubrió milagrosamente] Fue labrada según piadosa tradición, por el evangelista San Lucas, llevada a España por el apóstol San Pedro, y escondida (en Mayo del 718) por Eurigonio, capitán de los godos y Pedro, obispo [de Barcelona], para librarla del furor de los infieles... "
La condesa tampoco viajaba sola, también iba a acompañada de su ejército. La presencia de estos ilustres personajes más los nobles, notarios y tanta gente de armas debería trastornar completamente la ciudad de Manresa y no podía ser para menos. Pero antes deberíamos situarnos en el contexto de la época para entender la trascendencia de un viaje como aquél.

El año 972 toma la cátedra de Vic el obispo Fruianus. Para el año 984 va a Roma donde recibirá instrucciones para asegurar los bienes de la iglesia en el hipotético caso de que se acabara el mundo en el año 1000. Poco después, en el 987 tiene un problema de intrusión a cargo de un obispo (Guadaldo) de otra metropolitana (iglesia Ausciense de la Gascuña) que se quería quedar la Sede de Vic. Tuvo que intervenir el Papa para poner de acuerdo a los metropolitanos de Narbona y la Gascuña. Guadaldo no estuvo de acuerdo e hizo matar al obispo de Vic, Fruianus. Se apresuraron en Vic a elevar un nuevo obispo llamado Arnulfus originario de Narbona, lo consagró el propio arzobispo de Narbona en el año 993 y aprovechó para echar al intruso Guadaldo. Pronto empezaron sus aventuras, pues quería peregrinar hasta Tierra Santa y obtener esta licencia obligaba a una reunión a nivel arzobispal para buscarle un sustituto. El obispo continuó con sus aventuras caballerescas hasta los años 1009-1010 y a partir de aquí hay dos versiones contradictorias: unos consideran que habría ido a perseguir moros hacia Córdoba donde habría muerto junto con el conde de Barcelona y otros dos obispos (Barcelona y Girona). La segunda versión cuenta que habría muerto un mes antes de la batalla de Córdoba y de enfermedad común, pero como el relato del monje de Ripoll que lo escribió es muy posterior, se debería pensar que por la proximidad de las fechas también habría muerto camino de Córdoba junto con el conde y los otros dos obispos.
Según la primera versión, el vacío condal y episcopal en Barcelona, ​​Vic y Girona, habrían hecho retrasar la elección del nuevo obispo de Vic, según la segunda versión, no habría habido vacío episcopal ya que la muerte de Arnulfus se debería haber producido un mes antes que la de todos los demás.
Entre tanto se había superado el fatídico umbral del año 1000, y aún en época de Arnulfus se habrían tenido las razzias árabes contra Manresa y su entorno. Está perfectamente demostrado que las razzias cerca del año 1000 no afectaron ni un solo ciudadano de Manresa (ni muertos ni heridos), los ataques contra la Seo prerrománica de Manresa se limitaron a quemar algunos damascos o cortinas, también podrían haber lanzado flechas encendidas contra la cubierta, pero los daños debieron ser escasos. No se puede asegurar lo mismo de otros edificios prerrománicos de cerca de Manresa como el Brunet o el Marquet, ambos de pequeñas dimensiones y mucho más vulnerables. La Seo de Manresa anterior al año 1000 la podemos comparar en la forma con Sant Vicenç de Obiols, pero no en las dimensiones ya que por los restos que nos han llegado, casi sería el doble de grande.
Por el año 1010 ya encontramos en la cátedra de Vic al obispo Borrell, persona ilustre y venerable, que en otras palabras quiere decir persona anciana. Murió el año 1017.
Finalmente es Oliba quien toma la cátedra de Vic en el año 1018. Dos años después viaja a Manresa. Nos podríamos preguntar que tenía de especial Manresa que los árabes la quisieran derruir hasta los cimientos según diversos autores, aunque hoy sabemos que no fue del todo así.

El año 986 fue asediada Barcelona en tiempos del conde Borrell, éste pudo escapar de la ciudad condal y junto con la mayoría de varones y otros condes, se desplazaron hasta Manresa donde organizaron la lucha por recuperar Barcelona, durante todo este tiempo Manresa fue la capital condal: enviaron mensajeros al santo Padre, el rey de Francia, etc. De ahí que en muchos libros de historia consideren Manresa como la Covadonga de los países catalanes y la rabia y ganas de revancha de los árabes contra Manresa. Víctor Balaguer en "Bellezas de la Historia de Cataluña", en tono novelesco lo explica así:  "...Mensajeros de Borrell corriendo por las montañas iban á llamar en nombre de la patria á la puerta de todos los castillos. El punto de reunión era Manresa, el santo y seña "Venganza"... Fué de tanta importancia este edicto y palabra real, proclamadas al son de las trompetas en Manresa [que los hombres reunidos en Manresa obtuvieron el glorioso sobrenombre de "homens de Paradge"]... He ahí por qué título Manresa, que fué en aquella jornada la nube que se abrió para lanzar de su seno como una hoz de rayos aquel escuadrón de cristianos caballeros, he ahí por qué Manresa puede con justicia apellidarse la Covadonga Catalana...".
Los problemas con los árabes, los ciudadanos de Manresa y alrededores los tenían que controlar muy bien con la experiencia acumulada, pues no olvidemos que hacía trescientos años que convivían y seguro que tenían amigos árabes que los avisaban de nuevas razzias, pero a los pobres manresanos les salió un problema mucho más grave. Hacía años, desde que Fruianus regresó de Roma, que la iglesia iba amenazando a todos con el fin del mundo en el año 1000. La iglesia tuvo tanto trabajo en recoger bienes y donaciones que hacían los ciudadanos a cambio de un asiento al lado del Padre, que se inventaron en aquel tiempo lo que hoy día conocemos como las bases de datos. El mundo no se acabó y el obispo Arnulfus no tuvo el valor de ir a recaudar los donativos. El siguiente obispo,  Borrell tampoco.

Y llegamos al obispo Oliba, Gratia Dei Comes, joven y con empuje, poco a poco hemos ido intuyendo que fue a hacer a Manresa con la condesa y tanta gente de armas. Libros de historia nos dicen que fue a reconstruir la ciudad. ¿Veinte años después de las razias? Cuando fue, los ciudadanos de Manresa, habrían tenido tiempo de construir toda una catedral de pies a cabeza, las murallas y todas las casas derrumbadas o quemaduras que hiciera falta. Oliba no reconstruyó absolutamente nada en Manresa, si bien estamos en su milenario y le hacen homenajes por todas partes, incluso el actual obispo de Vic descubrió una lápida en Manresa (foto lateral). La iglesia de Santa María (La Seu) hacía años que volvía a funcionar, la galería porticada que le atribuyen consta de dos partes: una anterior a la época de Oliba y la otra bastante posterior. Puig i Cadafalch en "La Arquitectura románica en Cataluña" también reconoce que la actual galería porticada de Manresa es el resultado de una fusión donde los arcos superiores serían del siglo X y la galería inferior de finales del XI. De las actas que salieron de aquel viaje en ningún momento se hace mención de ninguna reconstrucción de iglesias o edificios.

Podemos imaginar a Oliba, la condesa y todo aquel montón de gente dentro del castillo cerca del parque de la Seo rodeados de gentes de armas haciendo pasar uno por uno a todos los que habían firmado un documento donde se comprometían a entregar sus pertenencias a la iglesia. Posiblemente mucha gente que pasó por allí, ni siquiera sabía de que le hablaban, pues el documento podía estar firmado por su padre o abuelo y éste hacer años que estaba muerto. Seguramente alguien se quiso hacer el gracioso y acabó con la cabeza dentro de un cesto. A partir de ese momento todo el mundo cedió sus pertenencias a la iglesia. En el fondo es tal como lo explican los libros de historia pero en otras palabras,: "Oliba fue a Manresa a restituir las propiedades de la iglesia".
Ermesenda favoreció mucho la Iglesia y Manresa por la importancia histórica que había tenido era ejemplar de cara a los ciudadanos de otros lugares que se hacían el despistado a la hora de entregar sus bienes, porque la excusa de que el mundo no había acabado, la iglesia ni la contemplaba.
Como dicen otros historiadores, a partir de ese momento "Cataluña se llenó de miles de edificios románicos" o con palabras de otro autor "Un blanco manto de iglesias cubrió el suelo de Cataluña a partir del cambio de milenio".
Como anexo y a ruegos de diferentes lectores, se presenta copia en latín del acta de Oliba en Manresa. Como curiosidades podemos encontrar:

-          Comenta que tanto la ciudad como la iglesia de Santa María fueron derribadas hasta los cimientos, tal como explicaba Pedro de Marca y que sabemos perfectamente que no fue así. Nos podríamos preguntar el motivo de un redactado de esta contundencia cuando mucha gente todavía estaba viva y recordaba perfectamente los hechos.
-          Nos recuerda -parece que mucha gente no lo sabe- que el rey de Cataluña era en ese momento Robert de Francia, Ermesenda servía a Francia, no a Cataluña.
-          Nos habla de que el archivo de Santa María de Manresa también se había perdido. Los archivos se perdían a menudo por un descuido de una vela, la dejadez del personal, las ratas o sencillamente hacían desaparecer documentos siempre que les convenía. Una prueba es que el mismo original de esta acta cincuenta años después ya lo habían echado a perder.
-          En ningún lugar habla de reconstruir físicamente ni la ciudad ni la iglesia, lo que quiere decir que todo funcionaba correctamente en ese momento.
-          La copia presentada se denomina "de reparación de original" y viene firmada por Miró, sacerdote de Manresa. En ese momento el rey de Francia era Felipe.
-          Se ha subrayado el párrafo que comenta la destrucción de Manresa.

Anexo:
Copia del acta que firmaron en Manresa el obispo Oliba, la condesa y su hijo.:
Quoniam, sicut scriptum est, omne quod antiquatur et senescit prope interitum fit, ideo quedam necessario renouata gaudent essenciali uiuificatione, siue que lapsa sunt restauracione, siue que corrupta sunt emendacione. Vnde huismode causa est qua nouella huius scripture manifesta series in se relatam antique dotis testis asserat ueritarem per quam fideles Christi semper possint requirere ac debeant defendere res ecclesie in honore gloriose matris Virginis Marie in Minorisa ciuitate constructe.
Hec igitur cartula iuuencula, quasi filia illi antique compaginata, quasi ueternose matri concors, adhibet solicium, per quod recreata uires habeat, per quas predicta ecclesia contra sacrilegos et inmicos Christi se clara uoce defendat, cuis uocis auctoritas affirmat prefate ecclesia hoc modo et adquisita et adquirienda excomunicationis retinet nodo. Hic uero quamuis non eadem sit scriptura translata, eadem sunt uerba scripture ita relata. 
Notum sit omnibus quod facta est persecutio paganorum tempore domini Raymundi comitis et ab eis uastata est ciuitas Minorisa destructeque sunt ecclesie et a fundamentis euulse, ita ut non remanserunt in eis uolumina librorum siue instrumenta cartarum. 
Venit autem non post multum temporis domna Ermessendis comitissa cum filio suo Berengario, marchione comite, secum habens domnum Olibanum, pontificem Ausosensem, et requisiuit predia atque possessiones ecclesie Sancte Dei genitricis Marie in prefata ciuitate constructa et cum non inuenerit dotem istius ecclesie quam illi fecerunt domnus Georgius, episcopus et Suniaius, comes, tempore consecrationis, requisiuit antiquos inspectores terminorum, sicut legis docet auctoritas, qui ipsam dotem uestuntam et amissam prefata persecutione cognitam habebant et terminos parrochie Sancte Marie prefata pleniter agnoscebant, sicuti resonabant in iamdicta dote que amplius quam triginta annos habebat postquam edita fuit a suprafato episcopo. 
Et fuerent inuenti ueridici testes quorum nomina hec sunt: Gaucefredus, Bonuslilius, Perna, Sidela, Honofredus, Ennego. Hii, scientes terminos ab antiquitate dierum locupletari abundanter, non compulsi necessitate sed idonei in ueritate, narrauerunt de terminis supradicte ecclesie et omnia que fuerunt illi tradita dote uetusta recensentes per ordinem, sicut scriptum est in supra connexa a muribus erosa uel incuria precedente scriptura. Sicut ergo predicti testes narrauerunt, clerici uel canonici fideles predicte ecclesie in ea conscriptserum et post Gerogium episcoporum et Suniarium, comitem, qui tempore conscrationis constituerunt predicta, etiam Ermesendis, comitissa et Berengarios, comes, fiius eius, asseserunt. 
Multiplicatus itaque passim terminus uadit ante ipsam turriculam que nunc dicitur de Chinuerga, femina et peruadit ad locum quem uocant Perelionem et sic descendit in flumen Lubricati et peruadit ad uadam de Nauarculis et per oram fluminis predicti suptus ecclesiam Sancti Benedicti, ita tamen ut per loca unde preftum flumen discurrit prescripta ecclesia Sancte Marie sua iura retineat. Deinde uadit terminus ad ipsam Plantam et sic per ipsam Chenosam et sic descendit per ipsum flumen ante Matam Archus, quomodo ipsum flumen descendit ad locum quem dicum Angulum et transit ante ipsum solarium quod fuit Guillermi Blanchi et quomodo ipsum flumen transit ante ipsas Buadas, et sic ascendit per rupen usque ad collem de Terra de Ollariis et sic uadit ascendens in podium super uillam cui nomen est Raffechs et sic descendit in flumen quod uocant Cardasnarium et pertransit et ascendit per ipsum collem qui ducit ad aquam de Corneto et sic ascendit per domun que fuit de Faquil et subrigit se ad summitatem podii de Altaione et sic pretransit per summitatem serre usque ad ipsum collem de Arbocio et sic descendit ad ipsum sallentem riui Corneti et sic ascendit per ipsam uallem de Gallicanta et peruenit ad ipsum collem Bassum et pertingit per summitatem ipsius serre ad ipsum gradum super Vallem Formosam. Deinde uadit sicut aqua uergitur ad ipsam Guardiam super Vallem Formosam et pergit per ipsam artigam Liuigelli et uadit per ipsum Balcol Rubeum et peruenit usque in summitatem de ipso Plano de Fals et uadit ad ipsum Collem Bassum de ipsa Guardia Manresana et descendit per ipsam uallem et peruenit ad ipsam serra de Monte Cunillio et sicut aqua descendit peruenit ad ipsam Portellam et descendit in alueo Cardesner. Deinde uadit per riuum de Vinea Mala usque ad uillam de Rallo. Deinde uadit ad ipsam serram et descendit ad ipsam Cot et uadit per Ulzinellas usque in aluenum Lubricati. 
Hos quippe terminos fuisse nouimus in predicta dote prescripta quam iam dictus antistes cum sepedicto comite fecit ecclesie prefate Sancte Marie de Minorisa, per quam in iure illius et dominatione consignauerunt et corroborauerunt omnes decimas et primitias de possessionibus  que infra hos terminos sunt et altaria siue ecclesias que similiter infra hos terminos erant, simul cum ipsis decimis de alode comitali et dominico et cerarum medietatem quas soluebant penitentiales que erant de ipsis marchiis usque ad flumen Lubricati. 
Et nos ea que dicimus recte et ueraciter testificamus atque iureiurando confirmamus per superannixum iuramentum in Domino. Hec sunt autem nomina ecclesiarum que sunt infra suprascritos terminos que resonabant in dote prefata: Sancta Maria de uilla Maiore et Sanctus Fructuosus et Sanctus Ascisclus et Sanctus Ioannes et alie ecclesie que infra suprascritos terminos erant. 
Ego quoque Olibanus episcopus, cum assensu iam dicte domne Ermesendis, comitisse, suique filii domni Berengarii, comitis, consigno atque confirmo omnes res predictas quas testificati sunt testes suprafati ad opus ecclesie Sancte Marie de Minorisa in iure et dominatione illius ut abinceps quiete et libere ibi permaneat. Si quis autem hoc iniuste disrumpere temtauerit sub anathematis uinculo eum alligamus quosque quod iniuste egerit ad iustitiam reducat, et insuper pro sua temeritate libras duas auri componat preafte ecclesie Sancte Marie. 
Actum est hoc idibus iulii, anno Domini XX post millesimum et XXV regni Roberti regis.
Laucefredus, sacer et testis. S+Bonusfilius Perna. S+Sidela. S+Ennego. S+Onofredus. Nos testes hoc testimonium dedimus et iure confirmauimus, sicut supra insertum est. Hec est tertia pagina uel scriptura ab illa prima dote conscripta et secunda ab illa que prima facta. Exemplar sacrilegis tentibus quod est rediculum quasi captiua cibus absumta multum perdidit uersiculum. Hinc est quod in extrema parte corrupta quedam seruat indicia nominum Olibani, episcopi Ausonensis et comitisse Ermessindis et Berengarii eus filii, comitis Barchinonensis, qui etiam fuerunt firmatores signis uel subscriptionibus suarum manuum omnium rerum supra adquisitarum et iuste deinceps adquirendandum, ut prefata uel sepedicta ecclesia semper possideat et in suo blandimento subiecta diocesi retineat ut nemo uinculum anathematis soluere audat. 
Olibanus, sancte Ausonensis ecclesie episcopus et abbas. Ermesindis, comitissa gratia Dei. Berengarius, gratia Dei comes et marchio, nos simul cum iam dicto pontifice has conditiones et suprafate dotis reparationem roborauimus et testes ad hec firmanda accedere rogauimus. S+Gondebaldus Bisorensis. S+Bernardus, Guifredi filius. Wilelmus, levita, huius rei testis S+Witardus, presbiter, huius rei testis, S+Ermemiro, sacer, huius rei testis, S+Sonnifredus, sacer, huius rei testis, S+Viuanus, sacer huius rei testis. S+Miro Sorisensis, huius rei testis, Guifredus, levita, qui et iudex, qui hunc testimonium fideliter recepi et subscripsi. S+Witardus iudex. S+Poncius cognomento Bonusfilius, clericus et iudex, que hec scripsit et die et anno prefixo. Miro, sacerdos ecclesie Sancte Marie ciuitatis prelibati Minorise, huius pagine scriptor et dotis antique transcriptor .IIII. to idus aprilis, anno Domini ab Incarnatione sunt millesimi .LXXVIII. et est anno .XVII. Philippi regis franchorum, et sub prefato die et anno.