Medidas Sagradas


Frondas góticas originales, con alternancia de llenos y vacíos de dos palmos cada una.
Si no se indica la fuente, todas las fotos y planos son de Jaume Espinalt
La Vara de Aarón es en principio la unidad de medida de los constructores de templos desde la época de las pirámides, pero no es la autentica medida para construir pirámides. Continúa con las tribus de Israel y se toma por medida divina a partir de la construcción del templo de Jerusalén. El templo de Salomón construido bajo la dirección del arquitecto del rey Hiram de Tiro, llamado Hiram Abif, tenía 20 medidas del bastón de Aarón de ancho por 40 de largo. Esta medida divina, habría sido revelada por Dios a Moisés durante su estancia en el Sinaí y guardada también en el Arca de la Alianza. Esto significa que Moisés como buen arquitecto - faraón que debía ser, conocía de primera mano esta magnitud, pero ¿De dónde sale esta medida divina?

Pues de la siguiente formula 1VA = (V2/V3) = (1.414213/1.732050) = 0.82 (se obtiene por geometria)

Hay una importante relación entre la VA y el "pie" de 33 cm.; 40 medidas de 1 VA equivalen a 100 pies. Podemos leer que diferentes edificios han sido construidos utilizando como medida el pie, por ejemplo: la iglesia del Mar tiene 100 pies de ancho, en este trabajo utilizaremos todo el rato las VA, por lo que diremos que el Mar tiene 40 VA de ancho.

Además de la vara de Aarón, tenían el "codo geodésico" que era un antecedente directo del metro actual ya que se definía como la diez millonésima parte del radio terrestre. Cuidado que no hablamos de un par de siglos atrás, en Chartres y en Manresa entre otros grandes catedrales, esta medida, como veremos en su momento, ya se utiliza para determinar la altura.

En las épocas románicas y góticas, en que empezamos nuestra historia particular, los decimales no los tenían nada claros. En consecuencia cogieron la medida y la dividieron en cuatro o cinco partes. Estos eran los decimales. Aun así para la escultura todavía dividían cada unidad en cuatropartes. Una cosa era la medida del detalle: montantes, parteluces, arquivoltas, etc. o la simbología asociada a una medida y otra cosa eran las grandes magnitudes: anchura, longitud o altura de una catedral. Para eso había las Canas, que eran medidas con una raíz antropomorfa ya que se podían dividían en: codos, pies, palmos o pulgadas.


En la esquina del edificio se aprecia el perfil de una cana medieval "Cana de santa Llúcia". (iglesia de santa Lucía en Barcelona)
De canas había casi tantas como núcleos habitados. Sólo en las tierras de influencia de la corona Catalano Aragonesa, por ejemplo, podemos encontrar:

  • Cana de Montpellier (2,10 metros = 8 palmos) es la medida básica para construir la Catedral de Girona, también se utiliza para construir la Catedral de Mallorca o Castelló d'Empúries.

  • Cana de Toulouse (1,79 m. = 8 palmos)

  • Cana Catalana, tenía medidas diferentes en según qué comarca, oscilaba entre el 1,55 m. y 1,69 m. (8 palmos ó 6 pies)

  • Cana Destre, medida típica de Barcelona (2,80 m. = 12 palmos)

  • El Alna, por las tierras de Lleida, oscilaba entre el 0,87 m. y el 1,25 m.

  • Vara Valenciana, tenía 0,91 m. (4 palmos ó 3 pies)

La Cana Destre fue la medida oficial de Barcelona por real decreto de Jaume I en 1262 en los “Consuetuds”. Si a la Cana le hacían 12 nudos les permitía hacer todo tipo de filigranas geométricas que ya venían de la época de los faraones, como el triángulo de 90 º disponiendo la cuerda con 3, 4 y 5 nudos.

Sólo con la medición total del edificio y un análisis posterior con diferentes tablas comparativas, podemos llegar a decir con un buen nivel de seguridad qué medida se ha utilizado para construir una iglesia. Ya hemos visto que Berenguer utilizó la Cana Destre en sus obras, vamos a ver por ejemplo unas cuantas medidas de la Seu de Manresa:

  • longitud total 25 CD (Cana Destre) equivale a 70 metros

  • anchura total 12 CD equivale a 33.60 m.

  • luz nave central 6 CD equivale a 16.80 m.

  • altura nave central 10 CD equivale a 28 m.

Como después iremos viendo, se empezaba a diseñar la planta del edificio con medidas cargadas de simbolismo: por ejemplo 40 Varas de Aarón para la anchura. Pero esta medida había que transformarla en algo más tangible, más accesible a los albañiles de la época y finalmente se convertía en un valor que podía oscilar entre 40 Varas = 32.80 metros y 12 CD = 33.60 metros; finalmente volvían a utilizar la vara para hacer escaleras o detalles escultóricos como las arquivoltas de la puerta. Para determinar la altura del edificio, el proceso como después veremos era más sofisticado, utilizaban una medida cargada de simbolismo para determinar a qué distancia del Cielo necesitaban situar la bóveda en función del lugar geográfico donde querían construir el edificio y después la convertían en Canas Destres y acababan con Varas de Aarón.

Finalmente, no hay tanta distancia entre la VA y la yarda megalítica (YM). Cuando medimos restos de castillos que defendieron la línea Segarra - Anoia en el Oeste de Cataluña, en la primera reconquista catalana, podemos observar que todos estaban construidos con la yarda megalítica (
establecida por Alexander Thom el año 1955), en cambio cuando medimos edificios de ascendencia árabe, ni que sean iglesias cristianas, se pueden medir perfectamente con la Vara Valenciana (VV). Si vamos tirando atrás en el tiempo y estudiamos restos megalíticos, normalmente puestos de vigilancia o defensa, encontramos que también están construidos con la yarda megalítica. Es decir, hay una conexión entre el santuario de Stonehenge y los restos megalíticos catalanes con Babilonia, Egipto, el templo de Jerusalén y nuestras catedrales.

Antes de acabar el capítulo dedicado a "medidas sagradas", sería bueno ver con más detalle qué relaciones hay entre la metrología religiosa y la militar. Para poder elaborar este apartado, se preparó un trabajo de campo que comportaba el estudio de más de 30 castillos o lo que queda de ellos y varias iglesias, en lo que fue la franja de reconquista catalana o Cataluña Nueva hasta el siglo XII, en las comarcas de Urgell, Segarra, Noguera, etc. y se llegó a las siguientes conclusiones.

Medidas militares a ambos lados de la franja estudiada.

  • Los ingenieros militares francos que trabajaron en la zona estudiada, utilizaban medidas que ya habíamos encontrado en las fortalezas megalíticas desde Aguilar de Segarra hasta "Els Vilars d'Arbeca. Es decir, hay una continuidad ininterrumpida que une los ingenieros de Stonehenge con Arbeca. Al hablar de Arbeca es evidente que nos referimos a la primera etapa de construcción del recinto, no los añadidos íberos posteriores que no fueron estudiados para este trabajo.

  • La unidad métrica utilizada en todo este vasto periodo de tiempo es la YM (yarda megalítica) que había establecido el ingeniero Thom a mitad del siglo pasado.

  • Las unidades métricas utilizadas por los árabes, no quedan bien definidas en el estudio, esto es debido a que todas las fortalezas fueron reconvertidas en castillos "cristianos" y de la obra original no hay suficientes elementos como para hacer un análisis. Un elemento identificado como construcción árabe denominado Torre de Peracamps en Llobera (Lleida) del siglo XII, considerada una atalaya islámica, aportó en un depósito excavado en la roca unas medidas que se relacionan exactamente con la Vara Valenciana (VV), pero no es concluyente ya que no se han encontrado otros elementos para poder compararlos ni siquiera se puede asegurar que el depósito sea árabe.

Medidas religiosas en el lado árabe, iglesias construidas por obispos cristianos y albañiles árabes.

  • Hay una unidad de criterio entre todas las iglesias estudiadas desde la más antigua que corresponde a la basílica paleocristiana de El Bovalar y cualquiera de las más modernas como las góticas de Castelló de Farfanya hasta Cervera, todas tienen en común que la medida básica utilizada es la Vara Valenciana (VV).

  • Hay quien relaciona la Vara Valenciana (VV) con el Codo Arabe (CA), de hecho: 1 VV = 2 CA, la medida del codo árabe (0.462 cm.), viene dada por Abul Faradj (829 D.C.)


(Basílica paleocristiana de “El Bovalar”)

Resumen de algunos lugares estudiados.

  • Aguilar de Segarra. En la carretera que va de Aguilar a Fonollosa hay sobre un cerro una serie de rocas que son conocidas popularmente como "Puig Pedrós". Esta colina se extiende de Norte a Sur, en la parte Norte se ven varios agujeros y trabajos realizados en las rocas que no están suficientemente bien estudiados y que de principio se apartan de este contexto. En la parte Sur hay tres grandes bloques pétreos; a dos de ellos hay en la parte superior, unos depósitos con unos canales para conducir el agua, se pueden medir exactamente con la YM, al tercer bloque le allanaron los bultos naturales de la roca para esculpir en ella una gran arandela o "donut" de 4 YM de diámetro exterior, quedando un diámetro interior de 3 ¼ YM; sobre esta arandela plana, ya podían construir una torre de vigilancia hecha con madera que no nos ha llegado, entre medio de los tres grandes bloques hay una serie de agujeros en una hilera paralela al suelo que serían utilizados para construir puentes entre las piedras y al mismo tiempo tendrían una función de refugio.


(Fotografía del “donut” esculpido en la cima de uno de los bloques, diámetro 4 YM)


  • Els Vilars d'Arbeca. Sobre “els Vilars” no es necesario extenderse demasiado ya que se puede encontrar toda la información que se necesite en Internet. La muralla construida en la primera etapa, tiene una anchura exactamente de 4 YM, de vez en cuando había unas torres con un frontal redondeado (hoy todo se allanado a la misma cota) que sobresalían del muro también 4 YM; la calle principal del poblado tiene una anchura exacta de 2 YM.


(Els Vilars: detalle de la población y calle principal)

  • Santa Fe. Cuando uno busca castillos en la Segarra, hallará Santa Fe. Se puede ir, preguntar a los vecinos del pueblo donde está, verlo, tocarlo, fotografiarlo e irse tan contento. Pero si vas allí y esperas que el sistema métrico que te ha servido en otros lugares, también te servirá en Santa Fe, te das cuenta de que algo no va bien y si al final vuelves a preguntar a la gente mayor que es lo que pasa allí, te lo aclaran: Probablemente el castillo de Santa Fe era inicialmente una fortaleza árabe que pasó a manos cristianas, estratégicamente tal vez no estaba tan bien situado como otros y a la larga la Corona lo traspasó al obispado. Este reconvirtió un castillo que probablemente ya habría sido modificado por los "cristianos" en un palacio episcopal y unos campesinos cuidan del mantenimiento del edificio y las demás propiedades ganaderas y agrícolas. Por eso lo que se puede ver hoy día, no es un castillo sino la residencia de un obispo, y el sistema métrico utilizado no es el militar sino el eclesiástico. Otro punto a tener en cuenta es el artístico, pues los señores que construían castillos eran más rudos y no les importaba demasiado la decoración escultórica, en cambio a los obispos les gustaba poner valor a sus objetos, aunque solo fuera el marco de una ventana.